No pierdas tu energía en lo que no puedes cambiar

¿Cuantas veces no perdemos la paz pensando que las cosas deberían de ser de otra manera o que alguien debe de comportarse de una manera diferente?.

Realmente yo he perdido muchos días de paz pensando que las cosas en mi vida deberían ser diferente o las personas que están en ella deberían de actuar o reaccionar de una manera diferente.

Hasta que un día escuche que existen tres ámbitos en la vida: el ámbito del “Yo”, el ámbito de “El otro” y el ámbito de “Dios o el Universo.”

Para ejemplificar esto se me ocurrió contarles una historia:

Había una chica con corazón muy grande que estaba completamente enamorada de su novio. Ella daba todo lo que estaba en ella para que su relación fuera cada vez mejor. El novio también tenía sentimientos importantes por ella. Luego de convivir mucho tiempo juntos la chica comenzó a identificar que su amado novio no era muy educado. Ella se sorprendía a ella misma diciéndole a su compañero: “Salude”, “diga gracias”, “no hago esto”, “haga aquello”. Ella perdía su paz siempre pendiente de las acciones de su novio y él se sentía juzgado.

Con esto podemos ver que la novia estaba entrando en el ámbito del novio. Ella quería que él actuara de una manera diferente, que a su juicio era la mejor manera de comportarse. Y él no disfrutaba de una relación en la cual se sentía juzgado y no podía ser quién él era realmente. Esto no les permitía ser felices a ninguno de los dos.

Esto no solamente pasa en relaciones amorosas. Pasa en relaciones de trabajo, amistades, entre padres e hijos, hasta con la naturaleza. También sucede con acontecimientos que no podemos cambiar como una enfermedad mortal. En el caso de esta última peleamos con el ámbito de Dios o de la realidad.

Cuando nos salimos de nuestro ámbito logramos lo siguiente:

  • Perdemos nuestra paz
  • Perdemos nuestra energía
  • Nos da ansiedad
  • Perdemos el tiempo
  • Hasta podemos dañar nuestra salud

Y todo esto sin lograr ningún cambio de la otra persona o de la realidad.

El joven de la historia aun que haya recibido 100,000 comentarios de su novia indicándole que cambiara, nunca iba a cambiar si él consideraba que no tenía nada de malo ser mal educado. Así mismo podemos decir que la novia, si no estaba feliz un novio con esas características, no debía obligarse a ella misma a estar con alguien que en el fondo no le gustaba.

Esto es un concepto sencillo en teoría pero difícil de accionar y muchas veces difícil de detectar.

El ámbito más difícil de aceptar es el de Dios o la realidad ya que muchas veces decidimos que una cosa u otra nos conviene más en nuestra vida y nos enojamos si no se da como nosotros queremos. Es como cuando vamos donde un doctor y somos nosotros los que le decimos el tratamiento que debe darnos para curarnos.

Si realmente dejáramos que Dios sea Dios, que los demás vivan su vida como ellos consideran mejor y nosotros enfocáramos nuestras energías en nosotros mismo y en lo si podemos cambiar, viviríamos una vida con mucha paz y daríamos mayor cabida al verdadero amor.

¿Cada cuanto dejas de estar en tu ámbito para estar en el del otro o de Dios?

Si te gustó no olvides en suscribirte!

7 comentarios sobre “No pierdas tu energía en lo que no puedes cambiar

  1. En la vida cada quien debe de buscar con todas sus fuerzas la felicidad, como tu dices enfocarse en el ámbito del “Yo” por que es el q podemos mejorar, cambiar y disfrutar. Sigue escribiente este blog q es muy interesante

    Le gusta a 1 persona

  2. Veridico !!! Me gustó mucho …me ha pasado , me pasa y me seguirá pasando que hay cosas que quisiera cambiar de mi entorno ,de mi gente entre otras cosas . Pero luego reaccionó y cambio mi pensamiento es cuestión de apreciar todo lo bueno que nos rodea …no es fácil… Pero tampoco es difícil !!! Porque está frente a nuestros ojos , solo hay que quitar el sucio de nuestros ojos para dejarlo ver …. Me encantó Elenita la felicito!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Se nos va la vida viendo el punto negro en la faz blanca.

    Acaso este novio no tenía mejores cualidades? O no valía la pena esta novia para cambiar una sencillez como usar una servilleta o tapar la boca al abostezar?

    Muchas veces nos olvidamos que Dios acepta nuestra peor versión de nosotros mismos.
    Que nos perdona aun sabiendo que vamos a errar de nuevo.

    La suerte que tenemos es que Jesús nos dejó una fuerte herramienta:

    Amence los unos a los otros.

    Si lo practicamos vamos a invertir mejor nuestras energías y vamos a estar en paz ya que aceptaremos a esas personas como son y podremos vivir en comunión.

    Gracias a la escritora por llevarnos a esta reflexión.

    Le gusta a 1 persona

  4. Me parece importante que comencemos a centrarnos en nosotros mismos para ser felices. Sin caer por supuesto en egoísmos improductivos. Pero tratar de cambiar a las personas es inútil y desgastante. Hay que cambiar lo que podamos y aceptar lo que no podamos cambiar: ser feliz es una tarea diría. Te felicito.

    Le gusta a 1 persona

  5. Muy interesante, creo que a todos nos pasa, el querer que las personas actuen de acuerdo a nuestra formación y principios, pero, eso es imposible, de igual manera, otras personas quisieran lo mismo de nosotros, lo importante es, que NUNCA dejemos de ser nosotros mismos, pero si podemos mejorar en algunas cosas que otros ven y nosotros no….. por que no hacerlo, porque…..perfecto….. SOLO DIOS

    Le gusta a 1 persona

  6. Mucha gente pierde la paz tratando de cambiar a los demás, tratando de hacer que actúen y piensen como uno mismo, es una tarea infructuosa que solo dejara angustia y frustración, lo único que podemos controlar es el cambio en nosotros mismos, y saber cuando NO aceptar personas, situaciones o comportamientos que no nos gustan, y saber alejarse en paz.

    Le gusta a 1 persona

  7. Y es que no es una actitud de soberbia ni de orgullo, sino de congruencia, seguirás amándolos, pero con otra perspectiva, desde otro nivel de compresión, entendimiento y consciencia.

    Es la cosa más difícil que tendrás que hacer en tu vida, y también será la más importante: dejar de estar vinculado con aquellos que no están listos para amarte.

    Deja de tener conversaciones difíciles con gente que no quiere cambiar. Deja de aparecer para la gente que es indiferente a tu presencia. Deja de dar tu amor y energía a la gente que no está lista para amarte.

    Puede que tu instinto sea hacer todo lo que puedas para ganarte las buenas gracias de todos los que puedas, pero también es el impulso que te robará tu tiempo, tu energía y tu cordura.
    Cuando empiezas a aparecer en tu vida completa y completamente, con alegría, interés y compromiso, no todo el mundo va a estar listo para encontrarte allí.
    Eso no significa que tengas que cambiar lo que eres. Significa que tienes que apartarte de las personas que no están preparadas para amarte.

    Si eres excluido, insultado sutilmente, olvidado o fácilmente ignorado por las personas con las que pasas la mayor parte del tiempo, no te estás haciendo un favor al continuar ofreciéndoles tu energía y tu vida.

    La verdad es que no eres para todos, y todos no son para ti. Eso es lo que lo hace tan especial cuando encuentras a las pocas personas con las que tienes una amistad, amor o relación genuina: sabrás lo precioso que es porque has experimentado lo que no es.

    Pero mientras más tiempo pases tratando de forzar a alguien a amarte cuando no son capaces, más tiempo te estarás privando a ti mismo de esa misma conexión. Te está esperando. Hay miles de millones de personas en este planeta, y muchas de ellas se van a encontrar contigo a su nivel, con la vibración de donde están, conectarse con donde están yendo
    .
    Pero cuanto más tiempo te quedes, metido en la familiaridad de la gente que te usa como un cojín, una opción de segundo plano, un terapeuta y una estratega para su trabajo emocional, más tiempo te mantienes fuera de la comunidad que anhelas.

    Tal vez si dejas de aparecer, serás menos querido.
    Tal vez te olviden por completo.
    Tal vez si dejas de intentarlo, la relación cesará.
    Tal vez si dejas de enviar mensajes de texto, tu teléfono permanecerá oscuro durante días y semanas.
    Tal vez si dejas de amar a alguien, el amor entre ustedes se disolverá.

    Eso no significa que hayas arruinado una relación. Significa que lo único que sostenía una relación era la energía que tú y sólo tú ponías en ella. Eso no es amor. Eso es apego.
    La cosa más preciosa e importante que tienes en tu vida es tu energía. No es tu tiempo lo que está limitado, es tu energía. Lo que tu das a cada día es lo que creará más y más en tu vida. A lo que le das tu tiempo, es lo que definirá tu existencia.

    Cuando te des cuenta de esto, empezarás a entender por qué estás tan ansioso cuando pasas tu tiempo con gente que no te aporta, y en trabajos o lugares o ciudades que no te convienen.
    Comenzarás a darte cuenta de que lo más importante que puedes hacer por tu vida, por ti mismo y por todos los que conoces es proteger tu energía más ferozmente que cualquier otra cosa.
    Haz de tu vida un refugio seguro en el que sólo se permita a las personas que puedan cuidar, escuchar y conectarse.

    Tú no eres responsable de salvar a la gente.
    Tú no eres responsable de convencerlos de que quieren ser salvados.
    No es tu trabajo aparecer por la gente y entregarles tu vida, poco a poco, momento a momento, porque te compadeces de ellos, porque te sientes mal, porque “deberías”, porque estás obligado, porque, en la raíz de todo esto, tienes miedo de que no te devuelvan el favor.
    Es tu trabajo darte cuenta de que eres el amo y la ama de tu destino, y que estás aceptando el amor que crees que mereces.

    Decide que mereces una amistad real, un compromiso verdadero y un amor completo con las personas que están sanas y prósperas.

    Entonces espera en la oscuridad, sólo por un momento…
    … Y mira lo rápido que todo comienza a cambiar.

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s